martes, 30 de marzo de 2010

Debate: “África toma la palabra”.


La Ong LA CASA DE AFRICA en colaboración con la Ong belga SOSFAIM y con el apoyo de la Dirección General de Relaciones con Africa del Gobierno de Canarias, el Aula Tomás y Valiente de la Universidad de La Laguna y la Obra Social de CajaCanarias, nos ofrecen la mesa redonda en la que participarán representantes de las organizaciones campesinas de Senegal, Malí y Burkina Faso. También estará presente en la misma nuestro compañero Pedro Fernández Arcila por su amplia experiencia en el trabajo solidario con nuestro continente vecino.

La mesa redonda tendrá lugar el miércoles 31 de marzo, en la Sede Central de CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife, a las 20:00 horas. La entrada será libre hasta completar aforo.
Más información en http://www.obiten.net
"La inseguridad alimentaria y el fenómeno migratorio minan la cohesión social en los pueblos. Solas y en silencio, las mujeres cargan con las responsabilidades familiares. Los campesinos pierden la esperanza. En el discurso de los jóvenes, la agricultura no tiene futuro. Las esperanzas se encuentran al otro lado del océano...
Ante este panorama, las Organizaciones Campesinas luchan por reinvertir estas tendencias y hacer del medio rural, a través de sus actividades, una alternativa a la emigración. El papel de estas organizaciones para mantener la cohesión social, económica y política en las zonas rurales es clave... TIENEN QUE SER ESCUCHADAS"
(extracto del Estudio "Villages en exil" realizado por la Federación de Campesinos de Louga-Senegal)

Fotografía: Diego Fernández Gabaldon

Leer más...

lunes, 29 de marzo de 2010

Opinión. Tensión sexual. Paco Déniz.


La tensión sexual no resuelta de algunos colectivos que manejan jóvenes tórnase en un problema toda vez que se están destapando esperpentos como los aireados recientemente en los medios de comunicación. No son abusos nuevos. En el último franquismo, muchos entrenadores de fútbol de las categorías de menor edad hacían gala de su zarrapastrosa sexualidad en los locales que los modestos clubes tenían en los barrios. El piberío huía como podía del acoso.

Era un acoso a la luz de la tarde. Algunos de éstos han sido juzgados y encarcelados. El abuso de los profesionales y militantes de la religión, en cambio, es un abuso clandestino, en la sacristía, al zoco del altar y emplea el chantaje afectivo como mecanismo de persuasión. Curas y entrenadores comparten una posición de poder respecto a los jóvenes, pasan mucho tiempo a solas con los chiquillos y otorgan favores a cambio. Unos regalaban equipajes y los otros te enchufaban como podían. La diferencia estriba en que, mientras la federación de deportes respectiva no apoya ni encubre a sus miembros malhechores, la Iglesia sí. Esta última tiene el suficiente poder como para acallar todo tipo de comentarios al respecto, indemnizar y subsanar de alguna u otra forma las violaciones cometidas. ¿Qué quiere decir que las cosas de la Iglesia se arreglan en casa?, ¿que los del caso Kárate se arreglan en su federación respectiva? Tampoco en la tensión sexual no resuelta hay justicia. Una tensión provocada por la tremenda represión que explica la mayoría de los casos. No todos. Por lo visto, los baños de los clubes deportivos y los locales de retiro espiritual siguen ofreciendo un espacio virginal exclusivo para pederastas viciosos. Así, justos por pecadores pagan el crimen y el estigma de sus compañeros de profesión, y la televisión sensacionalista se encarga de declarar alerta por tensión sexual no resuelta y por calima.
Por si fuera poco, surge una protesta de machangos adscritos a la complutense que no quieren que sus colegios mayores sean mixtos. Al respecto, recuerdo que en un viaje a Zaragoza a una coordinadora estatal de estudiantes universitarios, nos alojaron en un Colegio Mayor. Cuando los de La Laguna (mayoritariamente del San Fernando) llegamos a pernoctar y nos disponíamos a retirar las llaves, nos dijeron que las mujeres no podían entrar. Se armó una que tuvieron que intervenir los antidisturbios maños para prohibir semejante atropello a la moral. No lo consiguieron. Fue en el año 85 más o menos. Y ahora, después de pelear por la universidad unisex, vienen estos energúmenos fachillas que parecen sacados de un palacete saudí exigiendo colegios segregados por sexos y por cristales rotos en los muros. Sinceramente, lo de la teoría de Darwin no es aplicable a algunas especies.

Leer más...

domingo, 28 de marzo de 2010

Entrevista a Pedro Fernández Arcila.


Este lunes día 29 de marzo tendremos la oportunidad de escuchar la entrevista que realizarán al portavoz de Alternativa Sí se puede por Tenerife en el municipio de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Fernández Arcila.
La entrevista será en la emisora “7.7 Radio” a las 12:15 de la mañana. En la misma se abordarán cuestiones de actualidad sobre la gestión política que se está llevando a cabo a nivel municipal e insular. También se tratarán las expectativas de Sí se puede en el municipio capitalino ante la cercanía de su congreso local, donde se designará el candidato de cara a las elecciones del próximo año y se perfilará el documento que servirá de base al programa electoral.
Puedes escuchar la entrevista en los diales 89.4 FM en Santa Cruz, 93.6 en La Laguna, 95.8 y 107.6 en el Norte y 101.5 en el Sur. También por Internet en la dirección:
http://7.7radio.es/index.php?menu=inicio

Leer más...

viernes, 26 de marzo de 2010

Alternativa Sí se puede por Tenerife presentará a los grupos del Parlamento de Canarias un proyecto hidro-eólico para instalarlo en Los Campitos.


Alternativa Si se puede ha elaborado un dossier sobre el proyecto hidro-eólico en Los Campitos con el objetivo de presentarlo a los distintos grupos políticos del Parlamento de Canarias. Según Pedro Fernández Arcila, portavoz de la organización en la capital tinerfeña “Esta propuesta fue uno de los compromisos que adquirió nuestra organización política en los últimos comicios locales de 2007 y dado que el Plan Energético de Canarias se modificará próximamente para contemplar proyectos de estas características, consideramos indispensable defender ante los parlamentarios la oportunidad de incluir esta propuesta en el PECAN”. La modificación del PECAN resulta indispensable por lo acordado en el Plan Canarias que ha previsto varias centrales hidro-eólicas en el archipiélago, una de ellas en Tenerife.

El proyecto de Si se puede consiste en la creación de un parque eólico cerca de la actual Presa de Los Campitos, alejada de los núcleos urbanos, que permitirá obtener energía del viento para elevar agua del mar a la presa. El agua almacenada gracias a la impermeabilización de esta infraestructura, funcionará como una pila energética, con el objetivo de aumentar la aportación de la generación mediante energía renovable en el balance eléctrico, cuya penetración hasta ahora ha sido limitada por la dificultad en su gestión.
El funcionamiento del sistema se adaptará a la curva del consumo eléctrico, de forma que en los periodos de menor demanda (valle) se impulsará agua acumulándola en cota elevada, y en cambio en las puntas de consumo, el agua bajará en conducción forzada aprovechando su energía potencial, a través de una hidroeléctrica, esta combinación optimiza los sistemas de energías renovables transformándolas en gestionables.
Los cálculos más pesimistas establecen la posibilidad de generar una potencia máxima de 27 MW (potencia anual 80 GWh), lo que podría representar un tercio de la energía consumida en Santa Cruz. Otro de los aspectos que deben tenerse en cuenta es que la instalación de un centro de producción de energías limpias mejorará la seguridad del suministro energético en el área metropolitana. Junto con esto Arcila enfatiza que “además, y esto es muy relevante, dejaremos de consumir 12.879 toneladas al año de combustible, lo que representa una ahorro desde el punto de vista económico pero, sobre todo, una mejora ambiental indudable al reducirse las emisiones contaminantes y un compromiso real , a nivel municipal, de lucha contra el cambio climático”.
El proyecto, que incluye un estudio económico que ha sido diseñado por ingenieros independientes a partir de la propuesta de Si se puede, contempla también la desalación del agua a través de la energía, generada por este sistema, lo que implica una reducción notable en el coste de la desalación, otro de los escollos del municipio capitalino dada la factura que representa el consumo de combustibles fósiles para obtener aquel recurso.
Según Arcila “el Plan Canarias contempla la necesidad de construir una central de estas características en Tenerife y desde Si se puede defenderemos Los Campitos como una de las opciones”. Sin embargo la organización política se muestra contraria, como propone el Plan Canarias, a que sea la Red Eléctrica de España quien intervenga en esta instalación, teniendo en cuenta la amplia experiencia que en materia de energías renovables atesora el Cabildo Insular. En este sentido Si se puede aboga porque este centro de producción sea gestionado por una empresa pública canaria con capital municipal e insular, y demandan del Ayuntamiento de Santa Cruz y del Cabildo que asuman esta propuesta.
“Entendemos que la mejora del sistema que representa este centro de producción de energía limpia y los beneficios ambientales y económicos que reportará, pueden significar una nueva etapa energética en la Isla, un firme compromiso en la lucha contra el cambio climático y una importante fuente de financiación pública” concluyó Arcila.

Leer más...

jueves, 25 de marzo de 2010

Santa Cruz. Sí se puede tacha de "treta" la denuncia de Zerolo contra el derribo del 'Mamotreto'.


El portavoz en Santa Cruz de Tenerife del partido Alternativa Sí se puede por Tenerife, Pedro Fernández Arcila, ha calificado hoy de "treta" el Contencioso Administrativo presentado por el grupo municipal de CC, con el alcalde Miguel Zerolo a la cabeza, contra el acuerdo plenario de mediados de septiembre en el que PSOE; PP y Ciudadanos de Santa Cruz aprobaron el derribo de unos aparcamientos en la playa de Las Teresitas (popularmente conocido como 'Mamotreto'), así como el rechazo al proyecto del Dominique Perrault para el litoral.

Arcila, en declaraciones a Europa Press, señaló que el contencioso es "una treta" para no demoler el 'Mamotreto'. "Zerolo, y los juristas que le han asesorado, saben que lo único que va a lograr es retrasar que se haga efectivo el acuerdo plenario", aseveró el también abogado.
Este insistió además que el contencioso van en contra "no sólo de un acuerdo plenario, sino también contra la ley". En este sentido Pedro Fernández Arcila recordó que existe, actualmente, una denuncia penal contra este proyectos que está siendo tramitada, por lo que el juzgado número 3 de lo Contencioso Administrativo de Santa Cruz de Tenerife no podrá hacer ninguna valoración, mientras no se resuelva esta otra denuncia.
"No tiene ninguna virtualidad, no significa nada hasta que no se resuelva en el ámbito penal", sentenció el portavoz de 'Sí se puede'. "Los servicios jurídicos deberían informar al alcalde que el juzgado de lo Contencioso no sería competente, porque hay una denuncia que se está resolviendo por lo penal", apostilló Arcila.
Las palabras del representante de 'Sí se puede' se han producido después de que PSOE, PP y Ciudadanos recibieran ayer una notificación en la que se les avisó de que en el Juzgado número 3 de la capital tinerfeña se ha presentado un Contencioso Administrativo encabezado por Miguel Zerolo, alcalde de Santa Cruz de Tenerife, y otros diez concejales de CC contra el acuerdo plenario tomado a mediados de septiembre del pasado año en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

Leer más...

martes, 23 de marzo de 2010

Alternativa Sí se puede respalda la movilización del 25 de marzo contra la pérdida de derechos sociales y laborales.


Fernando Sabaté, portavoz insular de Alternativa Sí se puede por Tenerife manifiesta la voluntad de su organización de respaldar la movilización planteada desde Intersindical Canaria para el próximo jueves bajo el lema “Canarias dice basta”. Para el representante ecosocialista “la manifestación es la respuesta justa a un conjunto de agresiones que se quieren realizar aprovechando la crisis, y que dañan conquistas históricas de la clase trabajadora como el derecho a la jubilación o una razonable estabilidad en el empleo”.

Según Sabaté “nuestra organización, como no podía ser menos, se muestra sensible a la preocupante situación económica actual, pero tenemos claro que no se puede permitir que los que paguen una vez más los platos rotos de la actual crisis mundial sean las personas de la clase trabajadora”. Desde Alternativa Sí se puede estiman necesario que los gobiernos español y canario articulen medidas para que no se favorezca la picaresca empresarial con fondos públicos, como puede resultar de una mala aplicación del llamado modelo alemán. Consideran evidente que las leyes elaboradas por el PSOE como la desgravación de los 200 euros del IRPF o el llamado cheque bebé se han establecido de forma universal sin tener en cuenta las rentas y las necesidades reales de las familias. Por eso, para Sí se puede “una política de ‘café para todos’, donde reciba lo mismo el que gana 10 mil euros anuales que el que gana 60 mil resulta profundamente antisocial y un verdadero cáncer para las arcas públicas”.
En este sentido el portavoz de Sí se puede considera falso el argumento de que es necesario aumentar la edad de jubilación ante un supuesto riesgo de quiebra del sistema: “Cuando se logró un acuerdo político en pocas horas para ‘salvar’ a los bancos usando enormes cantidades de dinero público es incomprensible que se pretenda hacer creer que peligra la Caja de la Seguridad Social”.
En el caso de Canarias, la situación que estamos viviendo “es aún más desesperante ya que, además de encabezar las estadísticas de población parada, tenemos un Gobierno autodenominado nacionalista que no ha hecho nada para que los trabajadores de las Islas sigan ganando 251 euros de media menos que los del resto del Estado, y que recibamos unos 275 euros menos por persona y año en inversión pública”.
Sí se puede plantea al mismo tiempo que “el ejecutivo canario ha optado por una política ultra liberal con los servicios públicos, especialmente la sanidad y la educación, dando todo tipo de facilidades para su privatización descarada o encubierta. Creemos que la iniciativa pública debe de ser potenciada como herramienta generadora de servicios y empleo para la comunidad, buscando mejorar nuestro desarrollo colectivo. La sociedad empieza a darse cuenta de que las privatizaciones han demostrado una y otra vez que funcionan en base a criterios de rentabilidad de unos pocos beneficiarios, en detrimento del interés común”.

Leer más...

lunes, 22 de marzo de 2010

Candelaria. Alternativa Sí se puede por Tenerife pide la dimisión de Domingo Ramos Díaz, concejal delegado de urbanismo del ayuntamiento.


El comité Sureste del partido de izquierdas exige una disculpa pública del alcalde, “por la forma en que este concejal ha gestionado la ejecución de las obras de accesos al mar y equipamientos de la Playa de Punta Larga y el desprecio mostrado hacia los vecinos y vecinas del Municipio”.

Para la portavoz en Candelaria de Sí se puede, Mayca Coello, “A pesar de que nuestro partido está de acuerdo con la construcción de la playa, ya manifestamos en una reunión con el Ayuntamiento nuestra preocupación por el no cumplimiento de las medidas ambientales recogidas en el propio proyecto”, quien añadió que, “Es gravísima la mala gestión que este concejal está realizando con estas obras, pues no sólo han tardado casi cuatro meses en darnos una respuesta a nuestra solicitud, sino que al hacerlo ha demostrado una absoluta falta de rigor, de seriedad y un absoluto desconocimiento de lo que son las medidas ambientales en esta obra”.
“Y esto lo decimos” continúa Coello, “porque este concejal ha tenido la desfachatez de responder a nuestras solicitudes, y las del sector pesquero profesional, enviándonos una carta y una foto en donde supuestamente se puede ver una malla de retención de finos que garantizaría la no afección a las mejores zonas de pesca de viejas del Valle y parece un fotomontaje que haría cualquier estudiante de primero de informática, ya que las obras continúan y esa malla no está puesta y nadie la ha visto nunca”.
La portavoz de Sí se puede insiste en que, “En el supuesto de que en algún momento se pusiera dicha malla, se puso mal al aparecer de forma perpendicular a la obra y no de forma paralela y envolvente, aparte de que con unos diez metros de malla difícilmente se puede evitar ninguna afección en una obra de esta magnitud”.
“Por las nefastas consecuencias para el medio ambiente, para los pescadores profesionales y para la economía Municipal que esta actitud provoca, reiteramos nuestra solicitud de dimisión, o cese, de este concejal, que por su manifiesta incapacidad y su desprecio hacia los ciudadanos, no merece serlo en este Municipio”, concluyó Mayca Coello.

Leer más...

Opinión. Cuba: La paja en el ojo ajeno y la viga en el propio. José Hernández Martín.


Cuando el disidente cubano Orlando Zapata murió en un hospital de La Habana por una serie de complicaciones médicas, agravadas tras pasar 86 días en huelga de hambre, comenzó una campaña mediática que puso en el punto de mira al gobierno de la Isla, culpándolo de esta muerte y de la supuesta represión practicada hacia toda la oposición. Sí se analiza el caso con detenimiento, nos daremos cuenta enseguida de que las acusaciones de haberlo dejado morir son del todo falsas.

A Zapata se le trasladó al mejor hospital de Cuba, donde fue atendido por los mejores médicos de la Isla. Existen vídeos donde se puede ver a la madre del disidente agradeciendo al equipo médico todo lo que habían hecho por su hijo. Luego, esta madre cambió el discurso, acusándoles de no haber hecho nada por salvarlo. En realidad, ningún ser humano podría aguantar 86 días en huelga de hambre sin atención médica y sin recibir administración de líquidos.
Orlando Zapata era un preso común, bastante violento, que una vez dentro de la cárcel se convirtió en opositor al régimen. Mal aconsejado por la disidencia cubana, decidió ponerse en huelga de hambre exigiendo beneficios penitenciarios que nadie recibe en las cárceles cubanas, ni en las de ninguna otra del mundo. No parece de recibo, ni en Cuba ni en ningún sitio, que una persona encarcelada exija una televisión, un teléfono personal y una cocina (entre otras cosas) dentro de su propia su celda. Hoy sabemos que la disidencia cubana, más que preocuparse por el estado de salud de su supuesto compañero, estaba muy interesada en convencer a la madre para que diera una rueda de prensa el mismo día que falleciera su hijo, culpando a las autoridades cubanas de su muerte. Clara demostración del “auténtico” interés de los anticastristas por la salud y la vida de este supuesto preso de conciencia.
Lo que la mayor parte de la prensa occidental vende como presos de conciencia no son más que individuos que han cometido delitos tales como actos violentos, colaboración con una potencia extranjera en actividades contra el propio país, o sabotajes. Se trata de hechos que en cualquier estado del mundo están tipificados como delitos muy graves, y que resultan castigados como tales. En cambio, para el caso de Cuba, la prensa internacional los califica como opresión contra la disidencia.
El trato hacia Cuba de la prensa internacional (liderada, por cierto, por la del Estado español) resulta vergonzoso y responde mucho más a intereses empresariales y corporativos que a la búsqueda de una información veraz e imparcial. Por ejemplo, un caso como el desalojo para su propia seguridad de Las Damas de Blanco, se difunde como un ataque violento de la policía cubana; la muerte (siempre lamentable) de un preso en huelga de hambre –el primero en medio siglo de Revolución Cubana-- se convierte en una noticia que ocupa portadas durante días. Por desgracia para estos medios tan parciales y sesgados, hoy en día existe internet y los vídeos que permiten comprobar toda esta falsedad están al alcance de cualquiera. Y se demuestra con hechos que en Cuba no se detiene a nadie por sus ideas, sólo por sus acciones cuando éstas constituyen un delito contra la sociedad. Ahora mismo, la huelga de hambre que lleva a cabo el disidente cubano Guillermo Fariñas se retransmite para todo el mundo a través de gran cantidad de medios que recogen sus impresiones y sus críticas al gobierno, día sí y día también. De igual modo existe un bloguera llamada Yoani Sánchez que utiliza desde Cuba un espacio en internet para atacar al gobierno con total impunidad, y que además entra y sale de la Isla para recoger los premios que le otorgan por su acción opositora. ¿Son estos los rasgos de una dictadura opresora y violenta?
Cuando se quiere poner como ejemplo a la democracia española, parece que se olvida que en este Estado se dejaron partidos fuera de la ley por el simple hecho de tener una orientación política que no gusta, escudándose en una ley de partidos injusta y que permite ilegalizar a la carta. Mientras la izquierda vasca abertzale es ilegalizada, en el conjunto del Estado se presentan a las elecciones partidos nazis o la organización heredera de aquella que dirigió la dictadura durante 36 años. No hace falta recordar que tanto en el Estado español como en el resto de la Comunidad Europea existen datos constatados de maltrato y tortura a presos políticos. De igual manera que algunos medios utilizan los informes de Amnistía Internacional para acusar a Cuba en estos días, sería bueno que difundieran también la parte en que se habla de la Unión Europea, las torturas y la libertad de expresión cada vez más restringida en Europa. En fin, que la campaña llevada a cabo por los principales medios de comunicación hostiles a Cuba contra el actor Willy Toledo y el cantante Miguel Bosé por ejercer su derecho a la libertad de expresión, sumado a la censura a las fotos que denunciaban la corrupción urbanística en Valencia o el vídeo documental sobre el estado de las costas (encargado por el Ministerio de Medio Ambiente y luego censurado por éste), hacen que la democracia española no sea el mejor espejo donde mirarse.
La situación en Cuba tras 50 años de bloqueo no es la que nadie desearía, incluidos sus propios dirigentes. Este bloqueo criminal que afecta a la Isla y que ha sido condenado muchas veces por la Asamblea de Naciones Unidas, implica que este país no haya podido decidir su futuro con plena libertad. Con sus éxitos y sus fracasos, Cuba es hoy el único país subdesarrollado que puede mostrar que no existe analfabetismo, que tiene un sistema de sanidad público y gratuito para toda la población, que presenta la tasa de mortalidad infantil más baja de América Latina y la segunda (por detrás de Canadá) de todo el continente. Cuba tiene la esperanza de vida más avanzada de toda América. Cuba es el principal “exportador” de médicos a las zonas devastadas por catástrofes naturales del mundo. Y Cuba es, desde 1959, el único país de América Latina donde jamás se ha torturado a ningún preso, y donde no se ha producido ni un solo caso de personas detenidas y desaparecidas. Estos y otros logros se deben a una revolución que logra persistir a pesar de los obstáculos impuestos, y a una población que quiere decidir su futuro en paz, sin injerencias externas. En efecto: dejemos a Cuba en paz y centrémonos en nuestros problemas, que no son pocos.

Leer más...

sábado, 20 de marzo de 2010

Entrevista a Fernando Sabaté en Inter Radio Tenerife.


El próximo lunes día 22 de marzo Lito Mesa en su programa de la mañana entrevistará al portavoz insular de Alternativa Sí se puede por Tenerife, Fernando Sabaté. En la misma se abordarán diversas cuestiones de actualidad, incidiendo especialmente en la gestión que se está realizando a nivel político de los recursos de Canarias a través de los tres grandes partidos y la respuesta social que se le está dando.
La entrevista la podrás escuchar a las 8:15 horas en los diales 99.8 - 96.0 (Santa Cruz - La Laguna) y a través de Internet en http://www.interradiotenerife.com/

Leer más...

Opinión. Crecer: la obsesión que nos invade. Pablo Martín-Sosa Rodríguez.


Vuelvo a casa después de otra más obligada visita a la península y me encuentro que comparto avión con D. José Rodríguez Ramírez, editor y director del periódico El Día, uno de los próceres responsables de la manipulación mediática en Tenerife. Esta triste coincidencia termina por animarme a compartir unos sentimientos que, si toda la vida han formado parte de mi entorno familiar y social, últimamente me taladran la conciencia de manera permanente.

Nuestros abuelos plantaban árboles de cuyos frutos y sombra sabían a ciencia cierta ni ellos ni muy probablemente sus hijos iban a poder disfrutar. Los plantaban pensando en sus nietos, es más, en las nietas y nietos de otros, otros desconocidos; los plantaban sabiéndose autores de la generación de recursos para las gentes del mañana. Hoy, nosotros, nos encontramos inmersos en una suerte de espiral de consumo de efectos depredadores para el planeta. Estamos tomando prestados, seamos sinceros, estamos robando, los recursos que pertenecen a aquellas y aquellos que aún no han nacido, y que nacerán sin saber que han sido invitados a no-vivir en un mundo sin mundo, a atestiguar el ocaso de su propia especie.
Clases políticas mediocres, empresarios especuladores, endiosados de la información y, al fin, el sistema de educación e información que “nos fabrica”, se ocupan diariamente de moldear nuestra opinión haciendo que nos parezca normal que estemos obsesionadas y obsesionados con crecer, con avanzar, con desarrollarnos, como la única manera posible de SER, y de SER FELICES. Nacemos, nos hacemos adolescentes, maduramos y morimos sin otro nítido horizonte, sin otra meta que la de ser felices a través del consumo. Y para consumir todo lo posible, no conocemos otro medio que el de enriquecernos (en el sentido pecuniario del verbo). Y para hacernos ricos, se nos enseña que el desarrollo es la única vía. Y en un afán por encontrar nuestra propia felicidad, pisamos, quiero creer que inconscientemente en muchos de los casos, la felicidad de los demás, la riqueza de recursos del planeta, la propia supervivencia de nuestra especie y, al final, realmente, ni si quiera terminamos encontrando esa placidez, ese bienestar que nos obsesionamos en buscar.
Hay diversos estudios que constatan que a partir de un determinado nivel de renta (el necesario para tener una vida digna), las diferencias en el mismo no se traducen en variaciones proporcionales en el grado de felicidad. A pesar de que en EEUU los ingresos reales se triplicaron entre 1950 y 1990, en esta última década la satisfacción con los ingresos de las y los estadounidenses era menor que en aquella. La depresión lleva camino (y corto) de convertirse en la segunda causa de discapacidad laboral en el mundo.
Nuestros representantes políticos se atragantan casi de repetirnos hasta la saciedad que Canarias necesita (y ellas y ellos son los apropiados brazos ejecutores) políticas y modelos de sostenibilidad, fórmulas de turismo respetuosas e innovadoras, protección de sus altos niveles de biodiversidad, y los medios se encargan de hacernos llegar obsesivamente este mensaje de forma que hemos dejado de tener criterio, hemos dejado de forjarnos opinión. Creemos en ellos como si estuviéramos persiguiendo un péndulo con nuestras pupilas. Es fácilmente constatable, sin embargo, que en Canarias cada vez hay más litoral ocupado e impactado, más masificación del territorio, más vulnerabilidad de la biodiversidad, menos protección y apoyo al sector primario, base de un sistema de producción y consumo saludable, más empobrecimiento cultural, menos cohesión social, más paro, más desigualdad, …, y eso que nunca hemos dejado de “crecer” en las últimas décadas, embarcados en el tren globalizador del capitalismo, del sistema de mercado que favorece los intereses de las grandes empresas multinacionales. Y nos llegó la crisis y nuestro único interés es buscar denodadamente las soluciones que permitan continuar con el manido esquema desarrollista de siempre.
Tenemos derecho, es más, tenemos obligación de plantearnos la vida de otra manera, saber que hay y buscar otras opciones de desarrollarnos (ahora sí) como seres humanos. La clave es MENOS (según clases sociales, claro está). Es necesario que adoptemos un radical cambio de mentalidad por el cual olvidemos nuestra percepción cuantitativa de nuestros bienes y logros personales, para adoptar un discernimiento cualitativo.
Nuestro obligado, necesario y reconfortante decrecimiento debe sustentarse, como nos enseña Carlos Taibo, profesor de Ciencia Política de la Autónoma de Madrid, en seis pilares. La propuesta alternativa se basa primeramente en la simplicidad voluntaria (desear vivir con menos, consumir de forma responsable, y hacer examen de la propia vida determinando lo que es importante y lo que no), para dar paso a una defensa del ocio frente al trabajo obsesivo, y a una vida social que prime por encima de la lógica de la propiedad y del consumo ilimitado. Y saliéndonos de la esfera del individuo, deben reducirse las dimensiones de las infraestructuras productivas, las organizaciones administrativas y los sistemas de transporte. Ahondando, debe primar lo local sobre lo global y corresponde aplicar políticas activas de redistribución de los recursos.
En contraposición del “creced y multiplicaos”, se postula indefectiblemente una sociedad en la que prime la calidad sobre la cantidad, la cooperación sobre la competición, y la justicia social sobre el economicismo. Debemos hacer de la convivencialidad nuestra filosofía de vida. Y por fin, después de tanto experimento fallido, después de tanta actitud obsesiva, convencernos de una vez que la felicidad no la hace el dinero y el consumo, los “bienes materiales”, sino que sólo podremos adquirirla y disfrutarla a través de “bienes relacionales”, a través de la relación con las otras y los otros, a través de la alegría común.
Pablo Martín-Sosa Rodríguez, miembro del Comité Local en El Rosario de Alternativa Sí se puede por Tenerife, biólogo marino e investigador del Centro Oceanográfico de Canarias.

Leer más...

miércoles, 17 de marzo de 2010

Alternativa Sí se puede por Tenerife en el debate político joven en Mírame Televisión


Mañana jueves a partir de las 21:00 horas se emite en Mírame Televisión, dentro del programa “El Frangollo”, un debate político sobre temas de actualidad a cargo de jóvenes de las principales fuerzas políticas de Tenerife. Nuestra compañera Vanesa Martín Évora, integrante de la coordinadora insular de Alternativa Sí se puede por Tenerife, será nuestra representante en el debate.

Leer más...

Alternativa Sí se puede por Tenerife afirma que el PSOE no tiene política queriendo devolver los taxis a Doctor Olivera.


Critica la postura de su portavoz en este municipio, Gustavo Matos, de llevar al próximo pleno una propuesta para que los taxis ocupen la antigua parada en la Plaza del Doctor Olivera, una zona peatonal ganada para toda la ciudadanía, especialmente para la gente mayor y para los más pequeños.

En opinión de este grupo de izquierdas, “Esta plaza y sus alrededores han sido ganadas para toda la ciudadanía y considera que con ello, con su peatonalización, Aguere ha ganado muchísimo, y no entendemos las razones de Matos, a no ser, electoralismo del más barato”, y añadieron que “Los verdaderos derechos adquiridos son de los peatones, que somos todos, incluidos los taxistas, y una verdadera política de izquierdas debe fomentar la creación y el mantenimiento de zonas peatonalizadas para el disfrute de todos. No es cierto que devolver la parada a los taxistas sea bueno para los comerciantes, lo que es bueno es la situación actual”
“No hemos escuchado ninguna queja al respecto, todo lo contrario, en general, la gente disfruta y se beneficia de la peatonalización del casco histórico”, manifestaron desde Sí se puede, y remarcaron que, “La gran cantidad de peatones que pasean por esas calles agradecen que no circule nadie y que no haya tráfico, excepto por las mañanas para carga y descarga”.
También critican desde el partido de la izquierda en Aguere que Matos no defendiera de igual manera los derechos adquiridos y el puesto de trabajo de las familias del mercadillo de La Laguna que, finalmente han sido expulsadas de nuevo por el Ayuntamiento.
Alternativa Sí se puede de La Laguna apuesta por todo lo contrario al PSOE, la peatonalización debe seguir hasta abarcar todo el casco, y la circulación debe limitarse al mínimo. Consideran que la actual ubicación de la parada de taxi es correcta, y que, en todo caso, que se indique su ubicación, pero nunca meter coches en la citada plaza.

Leer más...

Entrevista a Antonio Cabrera en Canal 4 Tenerife.


Esta noche a partir de las 20:30 horas en Canal 4 Tenerife, televisión que transmite a nivel insular a través de la TDT, se emitirá una entrevista a nuestro compañero y concejal en el Ayuntamiento de Granadilla, Antonio Cabrera. Te recordamos que Antonio ocupa desde el 2007 el puesto de primer teniente de alcalde y concejal de Cultura, Agricultura y Pesca, Medio Ambiente, Consumo Responsable y Patrimonio del Ayuntamiento de Granadilla.
La entrevista girará principalmente en torno al proyecto de puerto industrial en Granadilla y la oposición política que desde el Ayuntamiento se ha venido realizando los últimos años por parte de Alternativa Sí se puede por Tenerife, que junto con la importante movilización ciudadana y la acción judicial a que esta infraestructura innecesaria y con un coste medioambiental tan alto, ha hecho posible que las obras no hayan comenzado.

Leer más...

Alternativa Sí se puede por Tenerife manifiesta su total rechazo al Proyecto de Decreto de Listas de Reserva del Gobierno de Canarias.


La formación de izquierdas considera que, “El Gobierno de Canarias vulnera, mediante la vía de la imposición, las condiciones de trabajo de este colectivo y condena al paro a miles de docentes, poniendo en peligro un servicio público esencial, como es la educación, que pagamos con nuestros impuestos”.

Desde Sí se puede se denuncia que esta medida forma parte de un ataque contra todo el profesorado y contra la prestación y calidad de este servicio: “El decretazo de las listas de sustituciones, tal y como denuncian las organizaciones sindicales, va a significar la no sustitución del profesorado de baja, el reparto del alumnado en otras clases, con la consiguiente merma en la atención y calidad educativa, la desaparición de las clases de apoyo al alumnado con dificultades de aprendizaje y una mayor ratio de alumnos/as por aula.
Para Sí se puede, “El Gobierno de Canarias es el responsable de la vulneración de los derechos laborales de un amplio colectivo de docentes, como son los interinos y sustitutos, que durante años han trabajado y demostrado su capacidad para realizar esta tarea, ejerciéndola en lugares donde eran necesarios y en condiciones muchas veces difíciles”. En este sentido, desde la Comisión de Educación de esta formación se rechaza el “decretazo” por considerar que, “Rompe acuerdos firmados hace tiempo, como el pacto de estabilidad, por incrementar el número de despidos, por aumentar la inestabilidad laboral, por ignorar la antigüedad y la experiencia docente (se deberán aprobar las oposiciones para figurar en las nuevas listas de sustituciones) y por perderse el derecho a cerrar ámbito geográfico”.
Por todo ello, Sí se puede exige la retirada de este decreto, la negociación con los representantes de los trabajadores y trabajadoras y el consenso con todos los sectores de la comunidad educativa para garantizar la calidad de este servicio público, más necesario ahora debido a la situación de crisis y paro que afecta a Canarias.

Leer más...

martes, 16 de marzo de 2010

La Laguna. Alternativa Sí se puede por Tenerife cree imprescindible modificar el diseño de contenedores de basura para una mayor accesibilidad.


Desde la organización de izquierdas lagunera se insiste en que hay que modificar la política de limpieza del Ayuntamiento tanto en cuanto a las características de los contenedores, como a las campañas de sensibilización.
Juan Miguel Mena, portavoz de la organización ecosocialista en Aguere, opina que “Mientras que en otras comunidades se han dado pasos de gigante en los nuevos diseños de contenedores para adaptarlos para todo tipo de personas, incluidas aquellas con alguna discapacidad física, en nuestra ciudad seguimos con unos contenedores que imposibilitan que las personas ancianas, o con alguna discapacidad, puedan verter los residuos adecuadamente”.

Mena pone como ejemplo a la ciudad de Barcelona que ha puesto en funcionamiento 27.000 contenedores de menor altura, que se sitúan a escasos 130 centímetros del suelo para que las personas en silla de ruedas e, incluso, los niños, tengan la posibilidad de depositar los residuos. Igualmente, la tapa no sólo se acciona con un pedal, sino que incorpora una palanca ligera que permite que no haya que ser un atleta para echar la basura en su interior. Además estos contenedores están anclados en raíles al suelo, para automatizar la recogida y evitar actos vandálicos y están colocados siempre en el mismo orden y con un símbolo táctil para adaptarlos a las personas con déficit visual.
Otro avance técnico de los contenedores desplegados en Barcelona es que los camiones que los recogen incorporan un chip que registrará de donde proceden los desechos, con lo que se puede detectar las zonas donde se recicla poco o incorrectamente y así el Ayuntamiento podrá poner en marcha actividades de concienciación específicas y de mayor efectividad que las campañas generalizadas.
“Es una pena que el concejal de limpieza de Aguere no haya tenido en cuenta los últimos avances en este sentido”, señaló Mena, quien añadió que “La distribución de los contenedores es otro aspecto a mejorar, pues en Aguere, y Tenerife en general, están distribuidos al libre albedrío y a distancias considerables unos de otros, y en muchos casos dificultan la visibilidad de los coches que se incorporan a alguna vía, provocando peligro innecesario para los peatones”.
El portavoz de Sí se puede recomienda que “La colocación de los contenedores sea motivo de estudio y que no se haga a la chamberga, como viene sucediendo de aquí para atrás, ya que el asunto de la limpieza del municipio es algo más serio de lo que parece y no sólo consiste en tener el casco histórico impecable”.
Por último, Mena declaró que, “Sí se puede prepara una propuesta de campaña para sensibilizar a la ciudadanía de este aspecto de la vida municipal, pues la suciedad en nuestros barios está alcanzando límites que hay que atajar”.

Leer más...

lunes, 15 de marzo de 2010

Santa Cruz. Alternativa Sí se puede por Tenerife denuncia el silencio del ayuntamiento ante las afecciones que ocasionará la vía litoral.


Consideran ofensivo que la Consejería de Obras Públicas sea al final la encargada de diseñar la fachada marítima urbana de Santa Cruz y hacen una propuesta alternativa para solucionar el problema del tráfico en la Avenida de Anaga

La vía de litoral que supondrá una inversión de 40 millones de euros, a la que hay que sumar 20 millones previstos para conexiones con la vía portuaria, no resolverá, según afirma la organización Si se puede, el tráfico en la Avenida de Anaga: “ Conforme con los datos del propio proyecto, de los cuarenta y cinco mil vehículos que en la actualidad circulan por la Avenida de Anaga, tras la culminación de las obras, 30.000 seguirán transitando en superficie y 15.000 utilizarán el túnel de la vía de litoral. Se trata, por tanto, de una vía que no resolverá el problema para el que se pretender justificar el gasto del dinero público, en una época que no se está para derrochar”, aseveró el portavoz local de Sí se puede, Pedro Fernández Arcila quien añadió que “ Es la típica obra pensada en periodo de vacas gordas pero que se va realizar en periodos de vacas flacas”
La vía de litoral transformará determinados tramos del paseo de la Avenida de Anaga estrechándolos a anchos de dos y cuatro metros (tramo entre la Plaza de España y la calle San Sebastián) y creando unos jardines que no se podrán utilizar por los peatones por estar en medio de los carrilles de los vehículos. A juicio del portavoz de Alternativa Sí se puede, “Esta medida debe ser revisada inmediatamente garantizándose un ancho como el existente en la actualidad, de tal manera que los vecinos puedan seguir disfrutando de este espacio para el deporte y esparcimiento”.
Para el responsable local de Si se puede “Esta vía destaca por la baja calidad del diseño urbano en una zona emblemática de la ciudad”, razón por la que considera desconcertante el silencio de los responsables municipales que siempre se han vanagloriado de su dedicación a mejorar esta zona de la ciudad. En este sentido, Arcila muestra su sorpresa porque “ Nadie del Ayuntamiento haya elevado la voz para denunciar esta obra que daña el frente urbano más emblemático de Santa Cruz y que supone la desaparición de elementos patrimoniales como son los últimos restos del muelle histórico de Santa Cruz de Tenerife o la desaparición de elementos arbóreos vinculados al actual diseño de la Avenida de Anaga.”
Para la organización de izquierdas otro elemento de enorme preocupación es la afección que supondrá para los negocios de la zona. En este sentido Sí se puede es tajante “ Esta vía supondrá la puntilla para el sector del ocio y restauración en la Avenida de Anaga que tendrá que soportar 30 meses de obras para que, cuando finalicen, se encuentren con una vía en superficie diseñada como una vía rápida, estableciendo una desconexión insalvable entre el paseo de la Avenida Anaga y los restaurantes ”. En este sentido, Arcila, urge a establecer una comisión del Ayuntamiento con los empresarios del ocio y de la restauración para compensar las pérdidas que tendrán que soportar los comerciantes.
Además la actividad portuaria se verá afectada, conforme al proyecto original, al inutilizar las conexiones de la vía portuaria con las autopistas del Norte y el Sur, lo que obligará a mezclarse con el tráfico urbano.
Alternativa Si se puede ha elaborado una alternativa mucho más “blanda” con menor inversión pública, y que, básicamente consiste en dejar la avenida en superficie estableciendo cuatro puntos en donde se resuelve, en los carriles en dirección San Andrés, el giro a la izquierda (Avenida Manuel Hermoso, San Sebastián, calle La Marina y Ramblas) lo que permite distribuir el tráfico rodado y reducir el que transita actualmente por la Avenida. En este proyecto de vía urbana de Alternativa Sí se puede, que ha sido elaborado, de manera altruista, por el arquitecto Joaquín Galera, se contempla un ensanche del paseo de la Avenida Anaga, un carril bici y el espacio necesario para carril bus o tranvía.

Leer más...

Opinión. Una bocanada de aire fresco. Roberto Rodríguez Guerra


Vi y escuché con interés y agrado la intervención de Antonio Morales, alcalde de Agüimes, en el último programa "59 segundos" de TVE. Debo decir que las intervenciones de Antonio -permítanme que lo tutee, pues entre otras cosas me une a él una larga relación familiar y de amistad- me parecieron una bocanada de aire fresco en el enrarecido y empobrecido panorama de la vida política canaria.

Fueron muchos y diversos los temas sugeridos (energías alternativas, el modelo económico y social canario, la privatización de los servicios públicos, ineficacia, dejadez e inoperancia del gobierno autonómico,...) pero poco el tiempo para debatirlos. Después de todo, el modelo de "59 segundos" es interesante para ciertos políticos que poco tienen que decir y cuyas respuestas se remiten una conocida y anodina serie de lugares comunes o se limitan a la «larga cambiada» sin mayor contenido. Pero también para algunos periodistas que no tienen otro propósito que mostrar sus propias filiaciones ideológicas y servir de voceros de sus respectivos entramados político-empresariales. Pero no lo es tanto cuando se pretende dar una respuesta argumentada y con sentido, con propuestas de fondo. A mi modo de ver éste fue el caso de Antonio, quien pese a las limitaciones derivadas del citado formato televisivo al menos tuvo el acierto de poner sobre la mesa la imperiosa necesidad de dar soluciones de futuro a algunos de los más acuciantes problemas que afronta Canarias en la actualidad. Sus indicaciones sobre los temas acerca de los que fue cuestionado, pese a su brevedad, ofrecen un revelador e inquietante panorama en torno a algunos de esos problemas. Pero sobre todas ellas hubo una que me pareció de especial relevancia. En distintos momentos de la entrevista dos de los periodistas allí presentes le preguntaron si (más bien le acusaron de) formaba parte de la «colación del no a todo». Antonio dio por respuesta una decidida defensa de la opinión pública y la sociedad civil, del decisivo papel crítico y constructivo que la una y la otra juegan en todo sistema democrático y, por supuesto, en Canarias.
Ciertamente, resulta sorprendente que en una sociedad mínimamente democrática se ponga en cuestión el papel de la sociedad civil y la opinión pública. Olvidan o ignoran con ello que, entre otras muchas instituciones como una Constitución y un poder judicial verdaderamente independiente, tanto el principio de competencia entre partidos y/o representantes electos como el principio de un espacio público autónomo, de una esfera pública libre -de la que los medios de comunicación son una parte importante- en la que acaecen muy diversos procesos de formación de la opinión y voluntad políticas, son elementos básicos e ineludibles de toda sociedad democrática y especialmente de la democracia tan poco representativa en que vivimos. Pero este olvido es aún más preocupante cuando viene de la mano de «periodistas». Alguno de ellos llegó a afirmar, con tono un tanto expeditivo, que para tomar decisiones ya elegimos a representantes y que, por tanto, la sociedad civil y la opinión pública poco menos que deberían callar y asumir lo que deciden los políticos elegidos al efecto. En nada se alejaban de aquellos elitistas que con tanta insistencia han demandado una y otra vez que los ciudadanos, más que intentar «gobernar desde la barrera» o influir sobre el gobierno, deben evitar cualquier intromisión en la toma de decisiones políticas, esto es, aceptar que una vez elegidos los representantes es a ellos -y únicamente ellos- a quienes corresponde la acción política. La democracia sería así -por decirlo con Schumpeter- «el gobierno del político», de la «clase política» y, en última instancia, del líder o «caudillo» que ha conseguido el mayor número de votos. Los ciudadanos serían, a su vez, una muchedumbre, masa o multitud pasiva a la que se le exige que vote cada cierto tiempo y que, en el ínterin, se comporte de modo deferente -y hasta reverente- para con esa clase política. Claro que estos periodistas, que de forma tan legítima como cotidiana emiten opiniones que publican y convierten en públicas, que de modo igualmente legítimo reivindican para sí la libertad de opinión, expresión y prensa, parece que les sienta mal, que les incomoda y les disgusta que la ciudadanía exprese a través de múltiples formas e instrumentos su igualmente legítima opinión sobre todos aquellos asuntos que son de su interés, por más que a veces sean contrarios al interés de otros. Una incomodidad y disgusto que, por cierto, estos concretos periodistas parecen compartir con muchos otros políticos, algunos de ellos considerados como insignes representantes del progresismo y del conservadurismo en Canarias. Pero tales despropósitos no son más que una nueva expresión de una campaña de descalificación sumaria de las protestas ciudadanas frente a determinados proyectos empresariales. Y a tales efectos la expresión «la coalición del no a todo» se ha convertido en el eslogan publicitario de dicha campaña. El mismo Antonio ya ha hecho referencia a ella en alguno de sus frecuentes artículos de opinión. Por mi parte creo que ese «no» tiene tanto un contenido negativo como otro positivo, pues ha ocurrido que junto a la crítica y rechazo de algunos proyectos político-empresariales se han formulado otros proyectos sociales alternativos. En todo caso, esa inexistente «coalición» -el término «coalición» lo usan sus promotores en un sentido peyorativo para tratar de dar cuenta de una supuesta «unión de intereses ocultos e inconfesables», cosa que por cierto no ocurre cuando se alude a otras «coaliciones»- viene a tener por realidad una pluralidad de iniciativas ciudadanas que si, por una parte, parecen responder a un rechazo de la progresiva y alarmante identidad entre intereses empresariales y decisiones políticas con el consiguiente deterioro o abandono del interés público, por otra, defiende de modo ciertamente impreciso, plural y, a veces, hasta contradictorio un modelo económico, político y social alternativo, más justo, sostenible y democrático participativo. No obstante, respecto del mencionado entramado político-empresarial cabe decir que, pese a la sempiterna y cínica solicitud de más iniciativa y gestión privadas que no oculta sus alabanzas por un modelo económico ultraliberal (modelo que alguno de los periodistas allí presentes alabó sin el menor rubor, hasta el punto de sugerir la privatización de la educación y la sanidad), ya nadie, ni siquiera los liberales más serios, cree hoy día en la viabilidad de dicho modelo económico. La misma crisis actual ha dejado bien claro la necesidad de diversas formas y grados de regulación y control público. Pero, de modo especial en Canarias por las particularidades de su modelo económico, aquella fusión/confusión entre economía y política remite a la doble cara de una misma moneda. Asistimos así, por un lado, a la consolidación no de un modelo económico basado en la libre iniciativa empresarial, en la aventura y el riesgo individual sino, por el contrario, a una suerte de «capitalismo predatorio» (Weber), anclado en la política, cuyo éxito y ganancias depende de ella, de las subvenciones, oportunidades y proyectos que ésta le ofrece. Es más, son esos mismos «predadores del erario público», los que frecuentemente sugieren, promueven y hasta imponen buena parte de esos proyectos a los que, valiéndose de su cercanía al (e influencia sobre el) poder, acceden luego con notoria facilidad. Pero, por otro lado, nos enfrentamos también a una clase política -tan enredada como siempre en su sempiternas trifulcas internas de lucha por el poder- que, dadas las características de la lucha y competencia política de la democracia electoral en que vivimos, depende cada vez más de la financiación privada y empresarial de los partidos. De ahí, entre otras cosas, que los problemas de la corrupción estén -como de sobra sabemos en Canarias y como Antonio también señaló- a la orden del día, sin que por lo demás nadie asuma ninguna responsabilidad política al efecto, ni proponga medidas efectivas para evitar tal fenómeno y, en fin, sin que nadie pida las más mínimas disculpas. No obstante, en ese entramado político-empresarial falta una tercera e importante pata: los medios de comunicación y su capacidad para influir sobre la conciencia ciudadana. Acaso esto explique las sugerencias de los periodistas citados, pero podrían explicarse -cómo ignorarlo- por los conocidos intereses empresariales que esos mismos medios de comunicación tienen en muchos de esos proyectos hacia los que una significativa parte de la ciudadanía muestra su rechazo. Una realidad tal no ha hecho más que agudizar tanto la creciente y justificada desconfianza ciudadana hacia los políticos y la clase política cuanto su crítica de los partidos políticos. Pero también ha agudizado su demanda de otros cauces de participación política mediante los cuales no pretende -digámoslo con términos clásicos- «tomar el poder». Tan sólo persigue descubrir, elaborar y trasladar problemas a la opinión pública y, de esta manera, conformar una cierta voluntad colectiva que ejerza influencia sobre la toma de decisiones políticas. De la importancia de estas demandas parece ser consciente ya buena parte de la clase política, que está dedicando alguna atención -con poco éxito y habitualmente con intención de «encauzarla» y «domesticarla» más que de promoverla- al establecimiento de nuevas formas de participación política ciudadana. Es también por todo esto por lo que la postura de Antonio Morales, su decidida defensa de la sociedad civil y la opinión pública, su reconocimiento del importante papel democrático de las múltiples asociaciones, colectivos, grupos o plataformas cívicas resulta sin duda una bocanada de aire fresco y un recurso inestimable en democracia. Y no sólo para la solución que se le dé a éste o aquel problema, sino para el presente y futuro de la propia democracia.
Roberto Rodríguez Guerra
Profesor de Filosofía Moral y Política
Universidad de La Laguna

Leer más...

La Laguna. Alternativa Sí se puede por Tenerife en Aguere hace balance de su gestión política en los últimos meses.


El acto se llevó a cabo durante un almuerzo que transcurrió en un tono lúdico y en él participaron un nutrido grupo de afiliados/as, militantes y simpatizantes.
Además de hacer una valoración crítica del trabajo llevado a cabo durante estos últimos meses, con este encuentro se pretendía generar un ambiente de confianza en las posibilidades de nuestra organización y en la necesidad de profundizar nuestro trabajo como única forma de influir desde la izquierda en las políticas municipales que se llevan a cabo en Aguere.

Entre los objetivos que Sí se puede en Aguere se marca para los próximos meses están el de tratar de hacer una oposición en la calle a la gestión de CC en La Laguna, desarrollar una campaña en contra de la instalación de un ‘supercuartel’ en Los Rodeos y ponernos al servicio de los sectores populares que están siendo más azotados por los efectos de la profunda crisis económica que sufrimos.

Leer más...

domingo, 14 de marzo de 2010

Opinión. Que cojan ellos la maleta. Paco Déniz.


También yo quiero decir algo sobre la maleta. De entrada, agradecerle al presidente que sus declaraciones den para tanta literatura, porque hay que ver la cantidad de cosas que se han dicho sobre las dichosas maletas. No cabe duda, un presidente puede ser de todo menos soso, tiene que darle vidilla a la oposición y a la creación, tiene que generar titulares.

Hay quien prefiere la rigidez institucional y el aburrimiento democrático formal, afirmando que no es propio de presidentes sublevar a las masas. Discrepo. Ahora bien, lo que resulta una disrupción histórica es apelar a la revolución por el cobro de la segunda maleta. ¡Quién ha visto eso carajo! ¡Por el amor de Dios! Pues no tenemos cosas ni nada por las que rebelarnos los canarios. Sin ir más lejos; contra Berriel que ha terminado vendiendo pájaros pintos a precio módico, contra los constructores que no cesan de chantajear a concejales con hipoteca para que les suban un balde de mezcla, contra los importadores de porquerías subvencionadas. En fin, que por razones para rebotarnos que no quede, ¡pero coño! por algo que valga la pena. Por ejemplo, contra usted mismo, por subvencionar Binter y permitirle que nos estafe cada vez que saltamos de isla. Rebélese contra usted mismo por apoyar la Universidad privada de la Orotava con la penosa situación de la escuela pública. Si usted se rebela contra todo eso, seguro que las masas disconformes le siguen. Pero por una maleta de más no creo que valga la pena hacer algaradas. Todo lo más, una queja ante el mostrador de Iberia, que es lo que usted ha terminado haciendo.
Ni el mismísimo Ibarretxe en sus mejores tiempos llamó a la rebelión euskalduna por la independencia, y usted lo hace por el segundo bulto. ¿Qué será lo próximo?, ¿coger las armas y mandar a Plasencia a restaurar los nidos ametralladores de la costa por si el enemigo nos invade por mar? Las rebeliones se hacen por cosas más serias y trascendentes. Si dejara de apuntar a los celajes y enfocara el telescopio hacia los barrancos y el bloque definitivo en que usted y sus predecesores han convertido la isla, verá el agua correr libremente en superficie y a una velocidad que te cambas hacia Santa Cruz. Contra eso daría gusto asaltar alguna Bastilla, pero ¡por la segunda maleta! No me jeringue Paulino, sólo a los colgados se les ocurre ir a la guerra por eso. Y luego se queja de los del no a todo. La gente cuerda se subleva por otras cosas. Así que, como dijo el camarada Pedro Lezcano pa’ descanse: coja usted la maleta, que yo pago la segunda, y conozco a mucha gente dispuesta a pagarle el billete de ida. ¡Será por dinero!

Leer más...

sábado, 13 de marzo de 2010

Texto íntegro de la presentación de "Tenerife en Rojo" .


Hoy tenemos el placer de asistir a la aparición de un libro que habla de nosotros. Eso no es fácil. Normalmente, los libros hablan de los demás, y con demasiada frecuencia, hablan de quienes construyen la sociedad a espaldas nuestras. Con premeditación y alevosía. ¿Quienes somos nosotros?, pues nosotros somos los trabajadores, los ciudadanos que no estuvimos de acuerdo con la forma en que se pactó y se consolidó esta forma de democracia española. Digo esta forma porque muy bien podría haber sido de otra manera. Hoy parece que sólo pudieron hacerse las cosas de esa manera, pero no fue así. No interesaba que la democracia fuera de otra manera. La salida del franquismo tuvo en un partido del régimen (UCD) la dirigencia social, y la autodenominada oposición democrática aceptó sin más su hegemonía.

Este libro que nos presenta Domingo Garí, Doctor y profesor titular de la ULL es el fruto de la perseverancia de quien está convencido de que nunca es tarde para cambiar las cosas. La perseverancia de quien sabe, y así lo expresa, que las cosas no fueron como algunos la pintan. De que una buena manera de entender el presente es hurgar en el pasado para saber a donde vamos y con quién vamos.
Este libro es el trabajo de una persona que, al menos desde que yo la conozco, prácticamente desde que pisé La Laguna, mantiene unos principios que han capeado temporales ideológicos y terremotos sociales y políticos. Y aún así se mantiene firme en sus convicciones. De hecho, actualmente sigue desarrollando tareas políticas y militantes en la formación política de izquierdas Sí se puede, lo cual demuestra que no está derrotado, todo lo contrario.
A parte de esa militancia, comparto con el autor de este libro una espina clavada de la generación de los setenta, los que nos formamos en todas esas luchas y más de las que habla este libro, y los que salimos parcialmente derrotados y parcialmente victoriosos , en todo caso, no vencidos. Este libro es una manera de sacarse la espina. Una buena manera porque la va a compartir con muchísima más gente. Sobre todo, la va a compartir con los verdaderos protagonistas del cambio: los trabajadores y sus aliados.
Este libro versa sobre un período apasionante de nuestra historia, que verifica que no siempre fuimos así, como somos hoy, que verifica que la sociedad se mueve y que actualmente centrifuga para intentar desprenderse de los que seguimos empeñados en transformar la sociedad en un sentido ecosocialista y soberanista. Pero este libro, también es una prueba fehaciente de que para transformar las cosas no basta con el corazón, sino que hay que echarle cabeza. Como diría Carlitos Marx, con cabeza y corazón, la revolución es imparable.
Este libro nos habla de una gente, de unos acontecimientos, que requirieron de algo más que cabeza y corazón, requirieron de amortiguar el miedo y salir de una caverna bastante jeringada de salir a la calle siendo obreros asalariados con familia y un porvenir complicado. Yo aprendí con mi padre y mi familia lo difícil que es ir a una huelga obrera, lo difícil que es mantenerla frente a una patronal y unos empresarios hostiles, frívolos y fanfarrones que despreciaban y siguen despreciando a la clase obrera. Yo vi a hombres de dos pisos temblar por miedo al despido y al qué dirán en una sociedad como la canaria donde quien no es un trabajador total no cuenta con el apoyo de su entorno. Una sociedad como la canaria, acostumbrada a durísimos esfuerzos y a considerar a todo aquél que no trabaja, de ser un gandul o un carajo la vela. En fin, contra todo eso había que luchar para convencer a toda la sociedad de la justeza de las reivindicaciones sindicales.
Voy a comentar dos o tres aspectos que me parecen destacables de esta obra.
CICLOS DE PROTESTA
En el libro que hoy presentamos, Domi nos habla de uno de los ciclos de protesta álgidos vividos en Canarias, concretamente, de los años que van desde el 75 al 77. No todo el mundo tiene la oportunidad de vivir sus años formativos en el transcurrir de esos ciclos. Qué entendemos por ciclo de protesta.

Def. Ciclo de protesta: Una fase de intensificación de los conflictos y la confrontación en el sistema social, que incluye:
una rápida difusión de la acción colectiva de los sectores más movilizados a los menos movilizados
un ritmo de innovación acelerado en las formas de confrontación
marcos (significados) nuevos o transformados para la acción colectiva
una combinación de participación organizada y no organizada
y unas secuencias de interacción intensificada entre disidentes y autoridades que pueden terminar en la reforma, la represión y, a veces, en una revolución.
El período que Domi analiza, es, en sentido estricto un ciclo de protesta que, los que, aunque en otra isla, tuvimos el placer inmenso de vivirlo intensamente, no podremos olvidar mientras vivamos. Es una época que nos ha marcado y que ha marcado a la generación de los setenta.
Numerosas obras, como la que presentamos, dan fe de la cantidad de horas de huelgas y manifestaciones, numerosos testimonios dan fe de la energía vital de una sociedad que buscaba ansiosamente construir una sociedad más equitativa y más dinámica e independiente que la que teníamos. Las organizaciones autónomas de trabajadores, vecinales, profesionales, artísticas, musicales, eran capaces de generar un comunitarismo al margen de los grandes aparatos de poder, y vislumbraron una vida alternativa que, en parte hoy, disfrutamos. En parte, porque no todo fueron victorias y triunfos, también hubo severas derrotas.
Fue un ciclo álgido de luchas sociales, de festejar la auténtica democracia, pero los ciclos no duran toda la vida. Todo ciclo tiene un clímax y un declive. Cierto es que muchos intentaron que el declive se produjera cuanto antes, otros, intentamos mantenerlo con vida hasta principios de los 80. A partir de entonces, ya nada fue igual. Para bien o para mal, ya nada fue igual. El capitalismo y sus defensores apretaron el acelerador, intensificaron sus ritmos de producción e impusieron nuevas condiciones laboralkes y políticas que, hoy, estamos padeciendo. Como dijo alguien: Lo que más recordamos tras la ebriedad de un “instante de locura”, es que los momentos de entusiasmo político van seguidos de la represión burguesa o del autoritarismo carismático, a veces del horror, pero siempre de la restauración del aburrimiento”.
Lo siguientes años ochenta no sólo fueron horteras, fueron más aburridos, y los 90 no digamos. Se consolidó esta democracia de la mano del PSOE a quien criticamos
haber dejado intactas los pilares fundamentales del régimen anterior. Lo que se llamó el desencanto o la apatía no es un fenómeno nuevo, ya al final de la transición se instauró en parte de la población. Un desencanto, en parte producido por quienes pactaron la transición y dejaron muchas cosas, demasiadas, como estaban. Sin ir más lejos, el aparato judicial.
En este ciclo álgido de protesta obrera estudiado en este recomendable libro, encontramos diversas claves de los movimientos sociales, especialmente del movimiento obrero. Encontramos las características principales del verdadero poder de la acción colectiva: el desafío, la solidaridad y la incertidumbre. No es el número de manifestantes, ni la forma, de lo que se trata es de saber si los patronos y las autoridades se sienten verdaderamente desafiados. Sólo entonces podemos hablar de poder de los movimientos sociales. Cuando algunos empresarios y autoridades se sientes desafiados, el movimiento obrero, en este caso, los hace vulnerables, y es entonces cuando se pueden arrancar logros para la protesta. El poder de la solidaridad interna sustenta el desafío de muchas protestas como la que nos muestra Domi, el conflicto de guaguas sin ir más lejos, y ese desafío sostenido es lo que genera incertidumbre sobre el coste de la huelga y de la movilización. Sólo entonces es cuando se sientan a negociar. Sin esos elementos, auténtico soporte de la acción colectiva, las autoridades siguen mostrándose sólidas e inexpugnables. Por eso, la principal acción de los poderes consiste en dividir al movimiento, y si no lo consigue, lo reprime, que es otra forma de división, (Antonio, Bartolomé, Javier, Belén María). Este último, que lo viví en propia carne, fue un modus operandi clásico para amedrentar a los trabajadores, el asesinato con un objetivo intimidatorio. Es el último recurso que emplean cuando la cosa se les va de la mano, pero, si tienen que hacerlo, ponen un muerto sobre la mesa de negociación.
Hoy, parece que las fórmulas represivas no hacen falta, las persuasivas nos disuaden de enfrentarnos a los patronos. Hoy, no sólo la división sindical, sino la fragmentación de la clase obrera hay que entenderla como un logro de la patronal y del capitalismo. Y en estas condiciones es muy complicada la democratización y equidad de las relaciones laborales. Hoy los patronos van ganando la batalla, pero, ojo, los ciclos van y vienen. Y por si vuelven, que no nos coja despistado. Este manual de Domi, porque en cierto sentido es un manual de cómo se hace una huelga, de cómo se derrota una huelga, de cómo se gana, de cómo se sobrevive a situaciones adversas, de cómo se intenta desmovilizar apelando, no a razones tácticas, sino a razones democrático burguesas, este manual, insisto, deberíamos leerlo con atención, no para perdernos en el pasado, sino para saber por donde caminamos en el futuro.
Este libro, a pesar de ser histórico, es actual. ¿Por qué?, porque estamos viviendo precisamente las consecuencias de toda aquella batalla y de todo aquel debate que domi nos muestra desde la práctica sindical.
RUPTURA O REFORMA DEMOCRÁTICA
Este libro aporta uno de los debates claves del inicio y del final de la transición. Un debate de la época que, hoy, podemos mejor analizar transcurridos casi treinta años. Es el debate entre reforma o ruptura democrática. Pero, además, nos trae un debate que existió, no sólo en el ámbito estricto de la teoría, sino desde la práctica, desde la práctica sindical concreta del día a día. Porque, cualquiera de los análisis al uso que podemos leer sobre la transición parece que eran debates que transcurrían única y exclusivamente en el entorno de los grandes líderes políticos, o de opinión de la época. Pero no fue así. En realidad, nunca ha sido así. El conflicto entre una salida negociada del régimen franquista y una ruptura con el mismo para asentar las bases de un proceso democrático se mascaba en todos los ambientes de la época, especialmente en los ambientes más movilizados. Las dinámicas sindicales eran claros exponentes de lo que decimos.
Mientras que la entonces llamada izquierda reformista (PSOE, PCE) y sus centrales sindicales CCOO y UGT, hicieron todo lo posible por pactar con los llamados sectores democráticos del régimen, si es que los había, la llamada extrema izquierda incipiente entendía que la democratización significaba andar hacia el socialismo. Todo era una acumulación de fuerzas para que la democracia, no sólo rompiera todos sus lastres franquistas, sino para ir sentando las bases de un camino hacia una sociedad más socialista. En opinión de éstos, no bastaba cambiar el franquismo sociológico por el juancarlismo sociológico. Algunos se contentaron con ello, y fueron los que finalmente triunfaron, y otros comenzamos a saborear la derrota política entrando en los ochenta. Hoy podemos discutir si no hubiera sido mejor caminar la senda de la ruptura democrática. Pero más que discutir, lo que nos propone el autor, es seguir actuando para provocar la ruptura que no termina de llegar. Aparatos como el sistema judicial español dan fe de lo que decimos. Hay que ver cómo se han entaliscado en esas estructuras la extrema derecha que invalida cualquier paso que se pretenda dar en un sentido democratizador. Amparados en una constitución que sirve de excusa para no cambiar hacia una democracia plena, Atacan a toda persona que cuestione el régimen español actual, sin ir más lejos, a quienes exigen el derecho a la autodeterminación como grandes mayorías de vascos y catalanes han solicitado. Hoy, me pregunto si no teníamos razón los que hicimos campaña por la abstención a la constitución española? treinta años más tarde, podemos analizar más fríamente si cabe las consecuencias de aquella disputa.
Esta formulación o pacto incluía un entendimiento con sectores vinculados al régimen franquista, una negociación, con la derecha democrática, o lo que es lo mismo: la renuncia de la izquierda a cuestionar importantes elementos y esferas de intervención de los poderes fácticos: la iglesia, el ejército, el aparato judicial y. como no, las diferentes oligarquías económicas. Aquel continuismo lo podemos observar hoy en la fortaleza que los poderes citados mantienen actualmente.
Baste con citar únicamente a los jueces y a los curas. Curiosamente más activistas que el propio ejército. Mientras que el glorioso ejército español se dedica a organizar excursiones, la agresividad de los magistrados y de los curas son el exponente del fascismo español, de la extrema derecha y del control de algunos resortes fundamentales del poder.
En aquel entonces, tanto el PSOE como el PCE, clamaban por la desmovilización como elemento clave de su proceso democrático, de ahí que la división sindical estuviera más que justificada. Había dos formas de entender el sindicalismo, la de CCOO y UGT por un lado y la del incipiente sindicalismo nacionalista de izquierdas, configurado entorno al SOC, CCT, FCSU y asambleas autónomas de trabajadores en importantes empresas donde trabajaban los miembros de la HOAC y que dio lugar a la CANC, por otro. Esa no era una división baladí, era, o entreguismo o lucha social. Esa era la apuesta, y a tenor de lo visto, creo que sigue siendo. INTERSINDICAL CANARIA es la resultante de los conflictos obreros citados analizados en el libro y de otros como portuarios y enseñantes.
La desmovilización y la aceptación de una negociación política por las alturas de algunas élites era la condición sine quanon para que el proceso fuera verdaderamente democrático. Eso nos decían. Así y todo, muchos sectores laborales rigurosamente documentados en este libro Tenerife en Rojo, se negaron a aceptar migajas y lucharon con todo en contra. Incluso contra las grandes centrales sindicales y contra los partidos de la, entonces, izquierda mayoritaria.
Hoy sabemos que no hubo ruptura, que lo que hubo fue una simple transferencia de poderes: los militares entregaron el poder a los civiles y se retiraron a los cuarteles. Era necesario aniquilar y desmovilizar a toda la izquierda, y se ha implantado una idea dominante de que la transición fue espléndida, inmaculada, idílica y exportable. Y todo ello gracias a una serie de personas, que la prensa ha presentado como auténticos héroes sin los cuales andaríamos bajo la bota militar. Esta idea dominante, basada en un modelo teórico de la transición por etapas, otorga toda la importancia de la misma a las élites serias y responsables, y un papel absolutamente secundario a la movilización de la sociedad, modelo que en la práctica incluso despreciaba la movilización. A algunos de nosotros nos llamaron provocadores por incitar a la gente a movilizarse, todavía en los días posteriores al 23-F nos llamaron provocadores a los que gritaron contra los militares. No había que molestar al régimen, ni hacer mucha bulla.
Pues bien, para cuestionar esa idea dominante e idílica de la transición esta el libro de Domi. Para dar otra visión de las cosas, la visión de la gente que luchó, y que, en parte sigue luchando. No en vano, todo aquel movimiento sindical de la época fue el germen del sindicalismo nacionalista y sigue siendo la base social principal del sindicalismo que resiste de alguna u otra manera a los embates del capital. Además, fue la base social de una de los hitos más maravillosos de la historia de este pueblo cual fue el triunfo electoral de la UPC en el 79como expresión de casi todo lo que se movía en esa época. Expresión de la unidad de la izquierda canaria de obediencia isleña, que recogió el sentir de amplias capas de la población que deseaban que la cosa fuera de otra manera. Fueron todas esas luchas el inicio de lo que hoy se llama la otra Canarias, que era, y sigue siendo posible y deseable.
Este libro cuestiona la teoría de las élites como únicos constructores de la realidad social y da voz a los protagonistas del otro bando, del bando rojo. Hoy sí se puede seguir siendo rojo, aunque sin mucho pelo y con digestiones más pesadas, pero con más cabeza, con más argumentos, en condiciones inframorales, aunque con las mismas o mayores convicciones que en los años estudiados.
ECOSOCIALISMO IDENTITARIO
Para terminar, este libro es la apuesta de una persona perseverante en sus convicciones, en su trabajo y en su vida porque, no en vano, Domi, que se define como una especie de anarquista leninista independentista, y que practica el ecosocialismo soberanista, ya no está solo, sino que trabaja colectivamente con mucha más gente a los que la derecha tinerfeña llama cariñosamente los del No a todo. Son o somos los del no porque no nos gustan las propuestas que hacen para edificar la sociedad. Si hicieran alguna propuesta decente, estoy seguro que Domi sería el primero que la aceptaba y apoyaba, pero no es así, no hay manera.
¡Rebelarse por una maleta!, uno se rebela por otras cosas de más enjundia, de más calado. Además, me da que a Domi le sigue bastando con una mochilita, no necesita dos maletas. En fin, mientras que unos se rebelan por una maleta, otros prefieren, como es el caso del autor de este riguroso y documentado libro, rebelarse contra el capitalismo amoral que nos denigra y nos esclaviza.
Paco Déniz profesor de Sociología de la Universidad de La Laguna.
Ateneo de La Laguna 11 marzo 2010

Leer más...

Candelaria. Charla sobre gestión supramunicipal: “Mancomunidades de Municipios ¿qué ventajas aportan para la ciudadanía?”.


El Comité Comarcal del Sureste de Alternativa Sí se puede por Tenerife ha organizado para el próximo jueves día 18 de marzo una interesante charla a cargo de José Rafael Sánchez Ramírez, Gerente de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria. A lo largo de la misma se nos expondrá el trabajo realizado por los diferentes municipios integrados en la Mancomunidad y la manera en la que se gestionan recursos como las energías renovables, desarrollo sostenible, servicios sociales, cultura o la desalación del agua del mar.

El esfuerzo por mejorar la gestión de los recursos les ha hecho merecedores de varios galardones internacionales como el primer premio de alcance mundial a Prácticas Ambientales Sostenibles otorgado en Londres en el 2007 o el primer Premio de la Fundación César Manrique a "Propuestas y Experiencias Ambientales Alternativas” del mismo año.
La charla tendrá lugar el Jueves 18 de Marzo, a partir de las 18:30 horas en el Salón de Actos del Edificio Zona Joven, calle Pasacola, s/n, Candelaria.

Leer más...

jueves, 11 de marzo de 2010

Presentación de “Tenerife en Rojo” en el Ateneo de La Laguna.


Con casi lleno absoluto pudimos asistir hoy jueves a la presentación pública del último libro de nuestro compañero Domingo Garí. El frío, el agua y el viento no fue impedimento para que numerosas personas se dieran cita en el histórico edificio lagunero.

La presentación del libro, a cargo de Paco Déniz profesor de sociología de la Universidad de La Laguna y el propio Domingo Garí, nos trasladó al periodo 1975-1977 uno de los momentos históricos de Tenerife donde mayores y más numerosas fueron las movilizaciones obreras. Precisamente el libro de Garí trata de dar voz por primera vez en la historiografía canaria a los protagonistas de las movilizaciones, que han sido sin duda una de las principales fuentes de las que bebe el autor. Entre el público asistente se encontraban varios trabajadores que estuvieron de las movilizaciones y las huelgas sintiendo la represión en sus propias carnes.
En la presentación Paco Déniz definió el libro como un manual práctico donde se refleja las causas de la movilización, las formas de llevarla a cabo y sus efectos, así como las actuaciones que desde el poder su pusieron en marcha para frenarlas, incluyendo el asesinato de dos trabajadores y dos estudiantes en esas fechas.
Recordamos que el libro “Tenerife en Rojo” está disponible en las principales librerías y que con su compra se colabora con el proyecto de Alternativa Sí se puede por Tenerife.

Leer más...

Concentración contra el Tren del Norte.


Mañana viernes día 12 a partir de las 19 horas delante del Cabildo de Tenerife se ha convocado a los afectados y afectadas por el trazado de esta nueva gran infraestructura así como a la ciudadanía en general. La convocatoria realizada por la Plataforma: “Tod@s estamos afectad@s por el Tren del Norte” pretende dar a conocer el grave peligro que se avecina de ponerse en marcha una infraestructura enormemente costosa y de gran impacto a la que las organizaciones de la izquierda en Tenerife han mostrado conjuntamente su rechazo.

Esta misma semana Alternativa Sí se puede por Tenerife ha dado entrada en el registro del Cabildo a nuestra alegación colectiva contra este proyecto que se suma a las miles presentadas. En nuestra alegación se explica en impacto social, económico y medioambiental que tendría de realizarse y donde se hace una clara apuesta a favor del carril guagua como un modo más económico, cercano y sostenible de movilidad. En próximos días colgaremos el contenido completo de la alegación en nuestra web.

Leer más...

Opinión. Decretazo, crisis y profesorado interino. Manuel Marrero Morales.


El Gobierno Canario va a acometer, por la vía de la imposición, una transformación sustancial de las condiciones de trabajo de miles de empleados públicos (interinos y sustitutos) de la sanidad y de la educación en Canarias, condenando a muchos de ellos al paro. Por el momento, ninguno de los sindicatos presentes en la Mesa General de Funcionarios Públicos ha aceptado los planteamientos del Gobierno Canario.

Frente a cómo se ha accedido al puesto de trabajo en muchas Consejerías y organismos oficiales, por la vía del amiguismo, del nepotismo, del nombrarte asesor, que luego ya consolidarás el puesto de trabajo, esto no es lo que ha ocurrido en Educación. Desde el verano de 1976, el profesorado canario conquistó que hubiera nombramientos públicos, mediante listas públicas, confeccionadas por estricto orden de antigüedad, controladas democráticamente por el conjunto de los afectados, organizados mayoritariamente en la Coordinadora de enseñantes. Hablo con conocimiento de causa suficiente, porque durante años, en calidad de Representante Provincial de los Maestros, participé con otros compañeros y compañeras en la Comisión de control y seguimiento de dichos procedimientos junto a distintos Delegados Provinciales de Educación, Gobernadores Civiles, o posteriormente, Viceconsejeros y Directores Generales.
Las luchas por conseguir que el profesorado canario no se viera obligado a emigrar y sus plazas de interinos fueran ocupadas por parados procedentes de otros lugares del Estado nos condujeron al Boicot a las oposiciones en 1977. Posteriormente, se llevaba a cabo un estricto seguimiento de las plazas a ofertar y de las listas de profesorado, para que no se excedieran las ratios alumno/profesor, se cubrieran puntualmente las sustituciones, se garantizara la estabilidad al profesorado, a los claustros y, por tanto, al sistema educativo. Huelgas, acampadas, encierros permitieron la conquista de diversos Pactos de Estabilidad y medidas de insularización.
Pero, en un momento determinado, la Administración y algunos representantes sindicales, bajo la excusa de la modernización, apostaron por la eliminación de los actos públicos de nombramientos, por la informatización de los procesos, por la pérdida de control de los trabajadores sobre plazas a ofertar y listas de profesorado. Durante los años siguientes y hasta la actualidad se denuncian, de manera individual, cientos de arbitrariedades cometidas por la Consejería de Educación. Y nunca hemos visto un inicio de curso que comience con normalidad.
De vez en cuando, aparecen en Canarias Colectivos de titulados en paro que quieren conseguir un puesto de trabajo a toda costa. Saben que tienen la vía de las listas (casi siempre cerradas) y pueden ser interinos o sustitutos, o la vía de la oposición. Pero, de forma insolidaria, olvidan las luchas y esfuerzos de miles de trabajadores por conseguir y mantener un puesto de trabajo con cierta estabilidad, y con control democrático, y se agarran a un clavo ardiendo para reclamar cualquier subterfugio que los haga saltarse varios cientos de puestos de la cola que, de manera consensuada, se había pactado entre los trabajadores, y mantenido durante décadas. Los supongo encantados por las medidas que intenta imponer el Gobierno.
Está claro que los titulados en paro tienen razón cuando denuncian que están en desigualdad de condiciones para opositar; pero la culpa no la tienen los otros trabajadores, sino los gobiernos que ofrecen como única vía esa fórmula de oposición. La alternativa razonable sería que las plazas ocupadas por interinos se ofrezcan al colectivo de interinos, mediante vías de concurso de méritos. Y las plazas de nueva creación, jubilaciones y defunciones, se ofrezcan al colectivo de parados para una oposición y concurso de méritos. A esto lo hemos denominado Acceso Diferenciado. Es injusto que tengan que competir en desigualdad de condiciones ambos colectivos utilizando un mismo procedimiento que prima a unos frente a otros, a la par que una oposición no debería ser el sistema para consolidar un puesto de trabajo estable para los que llevan años trabajando y han demostrado estar sobradamente preparados para ello, pues imparten clases, tienen a su cargo grupos de alumnos, evalúan, califican, son útiles para el sistema. Y más aún, se han preocupado por renovarse y formarse, estando actualizados en contenidos y metodologías.
Hace un tiempo el Gobierno de Madrid y los sindicatos mayoritarios en la Función Pública estatal firmaron el Estatuto Básico del Empleado Público, que está sirviendo para marcar las directrices sobre Función Pública en todo el Estado. Desde hace unos años, los Gobiernos central y Autonómicos acordaron reducir las interinidades en la función Pública a un 8%, frente al casi 20% existente. Ambas medidas son las que en la actualidad están influyendo en el problema de la reordenación de las listas.
A esta situación se añade una crisis, que estamos sufriendo los trabajadores, que por cierto no la hemos producido. Y un Gobierno insensible e incompetente, despreciando la inversión en formación que ha realizado el profesorado interino, ignorando la experiencia docente de estos trabajadores, intentando imponer criterios diversos: trabajo en precario, con contratos por horas, no reconocimiento de que la labor pedagógica exige más tareas que la mera impartición de clases (reuniones, tutorías, atención a familias, claustros y Consejos Escolares, guardias,…) que no son contempladas en dichas contrataciones de sustitución. Prolifera la figura del profesor que comparte centros, sin reconocimiento alguno del derecho a percibir itinerancias. Anuncian el no pago del verano. Y, ni así, con estos recortes, envían sustitutos a los centros educativos, cuyo alumnado no está pudiendo ejercer el derecho a la educación en las debidas condiciones.
Estas medidas de reordenación de listas en función de la calificación de oposiciones, de llevarse a término, van a suponer el mayor ataque a las conquistas consolidadas de los trabajadores de la enseñanza en Canarias. El profesorado en su conjunto, y de manera especial el profesorado afectado, no puede permitir que este Gobierno nos falte al respeto, ignorando todos los acuerdos anteriormente firmados y pisoteando estas conquistas que tanto esfuerzo han costado al colectivo en su conjunto durante décadas. Hay que movilizarse para impedirlo.

Leer más...

miércoles, 10 de marzo de 2010

Alternativa Sí se puede por Tenerife pone los puntos sobre las íes sobre los problemas energéticos de Canarias.


En relación con los problemas energéticos manifestados en nuestra Isla en las últimas semanas, Alternativa Sí se puede repasa cinco acusaciones emitidas desde el bloque de poder que dan risa, y plantea muy en serio cinco propuestas alternativas:

1. La realidad de los últimos casos de cero eléctrico es simple y vergonzosa: la caída principal y más duradera de la producción energética (18 de febrero) se debió a la existencia de filtraciones de agua (‘goteras’), debido al pésimo mantenimiento de la cubierta de la central de Las Caletillas, provocando después que saltara en cadena la central interconectada de Granadilla. La existencia de las filtraciones fue reconocida por el portavoz de la propia Unelco, con la boca chica. El apagón del 2 de marzo fue, al parecer, una consecuencia diferida del anterior, por la persistencia de ‘humedades’ que provocaron el cortocircuito en un interruptor de la subestación de Candelaria.
2. En el caso particular de las obras en la Central de Granadilla, paralizadas durante algún tiempo por el Ayuntamiento, nos preguntamos: Endesa, una multinacional que obtiene beneficios multimillonarios (7.169 millones de euros en 2008, a pesar de la crisis), ¿no tiene que solicitar los permisos municipales para sus obras? ¿No tiene que abonar las tasas y licencias locales, como cualquier particular o empresa que actúa en el municipio? ¿Qué pretenden tantos ‘defensores’ que le han salido ahora a la ‘pobre Endesa’? ¿Le sugieren al Ayuntamiento, acaso, que eluda el cumplimiento de la legalidad?
3. Un asunto colateral: se aprovechan los ceros eléctricos para traer a colación las impactantes torretas del Sur de Tenerife, culpando a los del ‘no a todo’ (y más en concreto, al movimiento ciudadano que se opuso al tendido aéreo por Vilaflor) de la implantación de ese tendido. Al respecto recordamos lo siguiente: a) Todos los máximos dirigentes insulares de Coalición Canaria (Melchior, Zerolo, Oramas, Bermúdez y un largo etcétera), participaron en la gran manifestación de noviembre de 2002 (una participación que resultó muy controvertida). b) La reivindicación del movimiento ciudadano contra las torres de Vilaflor fue siempre que el tendido discurriera de manera soterrada, para evitar su afección al paisaje cualquiera que fuese su trazado. c) Unelco–Endesa y las autoridades públicas canarias respondieron entonces que resultaba técnicamente inviable que un tendido de alta tensión discurriera bajo tierra. d) No mucho después, en 2008, el Cabildo plantea la viabilidad de construir una zanja, a lo largo de todo el trazado del proyectado tren al Sur, por la que podrían discurrir los cables de alta tensión y otros tendidos estratégicos. ¿Antes no y ahora sí? ¿Por qué? ¿Quién es entonces responsable del impacto de las torres?
4. ¿Es una tercera central térmica, ahora en el Norte, la solución a los problemas energéticos de Tenerife? La Agencia Internacional de la Energía, sostiene con datos que estamos alcanzando el cenit del petróleo; esto es, la situación en la que los incrementos que provienen de nuevos proyectos petroleros están siendo incapaces de amortiguar las tasas de declive de los restantes yacimientos. El presidente de Petrobras, la compañía del Estado de Brasil (considerada la 15ª del sector a nivel mundial), declaró recientemente que este año 2010 alcanzaremos el techo de la producción petrolera y empezaremos el declive. Esta opinión es compartida por numerosos analistas. El problema no es tan sólo el agotamiento inexorable de los combustibles fósiles a medio plazo, sino el alza progresiva de sus precios a medida que vayan resultando más y más escasos. Cifrar la continuidad del desarrollo energético de Canarias en el petróleo y el gas no sólo tiene fecha de caducidad, sino que constituye una temeridad económica: ahora mismo, la energía en forma de petróleo representa el primer producto de importación de Canarias, ascendiendo su coste a más de 1.200 millones de euros cada año. Desde 2001 el precio mundial del crudo se ha multiplicado por cinco, repercutiendo en el coste energético de Canarias. A partir de ahora es previsible que lo siga haciendo cada año más.
5. La manifestación extrema de esta huida hacia adelante consiste en llegar a proponer ahora una central nuclear en Tenerife. Ignoramos si se trata de una ‘maniobra de distracción’. Merece, en cualquier caso, recordar lo siguiente: en el Estado español existe desde hace tiempo una moratoria a la implantación de nuevas centrales nucleares; lo único que se discute en serio es la oportunidad o el plazo para cerrar las existentes (o, al menos, las más obsoletas), así como el lugar donde se almacenan sus desechos radiactivos. Ni siquiera el PP está proponiendo la implantación de nuevas centrales atómicas. De hecho, durante tres decenios (antes incluso del accidente de Chernóbil) ha tenido lugar de facto una moratoria en la construcción de nuevas centrales nucleares en todos los países desarrollados. En Canarias, además, constituye un disparate la hipótesis nuclear debido al riesgo sísmico y volcánico que afecta al conjunto del territorio. Las centrales nucleares son los sistemas de producción eléctrica menos flexibles y adaptables a las variaciones de la demanda: la rigidez de la producción atómica obliga, cuando baja el consumo, a tener que parar la producción de los parques eólicos, desaprovechando esta fuente barata y limpia (incluso las centrales térmicas sí que pueden bajar con facilidad su producción para evitar que esto ocurra); por tanto, la energía nuclear es un obstáculo para el aprovechamiento de la energía renovable ya disponible, y para su expansión futura. Las centrales nucleares son ruinosas desde el punto de vista económico y, después de seis décadas de implantadas, no pueden subsistir sin subvenciones públicas. Por último, sus reservas mundiales de combustible —uranio— tienen un plazo de caducidad tan escaso como el petróleo (y que se reduciría en mucho si aumentara la construcción munidal de centrales nucleares).

CINCO ALTERNATIVAS SERIAS

6. La primera prioridad, en Canarias y en cualquier parte, tiene que ser el AHORRO ENERGÉTICO. Algunos cálculos cifran las posibilidades de evitar gasto mediante tecnologías más eficientes y en desarrollar todo el potencial de ahorro mediante políticas de educación y concienciación cívica, hasta en un 40 por ciento del actual consumo energético de Canarias. Por ejemplo, sería mucho más rentable y beneficioso para el sistema elétrico insular regalar a todos los hogares y empresas bombillas de bajo consumo (a cambio de la recogida de las bombillas convencionales) que construir una central nueva. Es mucho más barato ahorrar un vatio que tener que producirlo.
7. La segunda acción es la apuesta, en serio y no de boquilla, por las energías renovables. El Plan Energético de Canarias (PECAN), en vigor para el periodo 2006–2015, cita textualmente en su página 23: “las posibilidades de explotación de las fuentes de energía renovables están infrautilizadas actualmente en Canarias. La Comunidad reconoce que es necesario promover las fuentes de energía renovables con carácter prioritario, ya que su explotación contribuye a un desarrollo mediambientalmente sostenible. Además, esta medida puede ser fuente de empleo local, tener repercusiones positivas en la cohesión social, contribuir a la seguridad del aprovisionamiento y hacer posible que se cumplan los objetivos de Kyoto…”. Simplemente, habría que cumplirlo.
8. Pero, en la práctica, lo que se ha producido es un BLOQUEO REAL (¿y deliberado?) al desarrollo de las energías renovables. El PECAN plantea conseguir para el año 2015 que casi un 30 por ciento de la energía eléctrica proceda de fuentes renovables, alcanzando una potencia instalada de 1.025 Mw en el ámbito de la energía eólica. Primero impulsaron un concurso eólico diseñado para beneficiar en exclusiva a las grandes empresas y excluir tanto como fuera posible la participación de pequeñas empresas locales, Ayuntamientos y Cabildos; encima, amañaron y corrompieron su desarrollo, de modo que acabó en los tribunales y retrasó por más de un lustro las concesiones. El actual concurso eólico, cuyas resoluciones también marchan con mucho retraso, pretende asignar concesiones por un total de 440 Mw; una vez resuelta la convocatoria, Canarias contaría con unos 600 Mw instalados. Se trata de una potencia ridícula, comparada con el potencial existente, cuando hay interés por parte de empresas locales y foráneas en instalar hasta diez veces más de lo permitido por el Gobierno, sin coste alguno para el ciudadano y con ingresos rentables para las corporaciones locales. También se redactan condicionantes inadmisibles para que el concurso acabe en un conglomerado de reclamaciones y recursos que hagan inviable la instalación de la potencia adjudicada (según algunos análisis, el 80 por ciento de los parques eólicos adjudicados en Canarias no se podrán ejecutar). Como resultado, en Canarias hace más de diez años que no se instala un solo aerogenerador nuevo.
• ¿Por qué sucede esto? Es un clamor entre todos los agentes que intentan apostar por la inversión en fuentes renovables, incluyendo también la energía solar fotovoltaica, el exceso de complejidad administrativa y los frenos injustificables que sufren las autorizaciones. Existen barreras de entrada forzadas, al parecer, por el régimen de monopolio que ejerce la multinacional Unelco–Endesa, en detrimento del interés general, utilizando al poder político en complicidad con técnicos que redactan y aplican los planes. De este modo, el gobierno CC–PP, y las empresas que se benefician del actual sistema de monopolio energético en Canarias (Unelco–Endesa y los proveedores de combustibles fósiles: Cepsa, Disa y en un futurible Gascán), son los auténticos promotores del ‘no a todo’. Desde luego, del NO a las energías limpias y renovables. En Canarias producimos apenas el 4 por ciento del consumo eléctrico mediante energías limpias. Navarra, con condiciones de partida mucho peores que las nuestras, ya se abastece en un 70 por ciento de fuentes renovables.
• Existen otros beneficiarios del NO a la implantación de las renovables, quizás no tan obvios, pero igual de importantes a la hora de entender las barreras de entrada. Para que Gascán salga adelante, hay que construir la planta regasificadora de GNL (Gas Natural Licuado) en Granadilla; ésta venderá a Unelco–Endesa el gas necesario para continuar el monopolio de la producción eléctrica. Y para abastecer de GNL a la planta supuestamente hay que construir el puerto industrial de Granadilla. Y, qué “casualidad”, las empresas concesionarias de las obras de construcción del puerto y algunos de los propietarios de los terrenos anexos, son consejeros y/o accionistas de Gascán (con lo que se consigue la cuadratura del círculo energético en Canarias).
9. Los defensores de los combustibles fósiles (gas y petróleo) argumentan que la implantación de energías renovables no se puede llevar a cabo con mayor celeridad porque es más costosa para los ciudadanos, debido a la subvención que se paga a la producción (que luego repercute en la factura eléctrica). También argumentan que no se puede mantener la demanda energética a base de renovables por la inconsistencia en la producción. Son argumentos falsos, por sesgados e incompletos, porque nadie está reclamando un 100 por ciento de uso de renovables y un abandono de fósiles de hoy para mañana. Lo que se reclama es una acción proactiva y prioritaria para la implantación de renovables alcanzando, poco a poco, un mayor equilibrio que garantice el funcionamiento del sistema y la demanda de la ciudadanía. Las posibilidades de caminar desde ahora mismo en la dirección correcta son muy grandes (véase cuadro en el anexo).
10. ¿Cómo conjugar todo lo anterior? Es decir: ¿cómo compatibilizar un sistema insular de abastecimiento energético basado en la diversidad de fuentes energéticas (convencionales y renovables)? ¿Cómo combinar fuentes más concentradas (central térmica) y articularlas a una constelación de parques eólicos, huertos solares sobre las cubiertas de las naves en todos los polígonos industriales que se distribuyen por la Isla, y otras fuentes de pequeño tamaño de origen doméstico o comunitario? La respuesta no está en mirar al pasado (petróleo, gas, energía nuclear) sino en apostar por el futuro. Éste lo representan ahora mismo dos ideas combinadas: a) Los sistemas hidroeólicos como el que se está construyendo en El Hierro —y que se quiere aplicar ahora en Gran Canaria aprovechando el sistema de presas— basado en la potencia del viento (para producir agua desalada y elevarla a depósitos en altura) combinada con la energía hidroeléctrica producida por esa agua al descender por gravedad, aprovechando los días que no hay viento y/o facilitando la inserción de la energía en el sistema a tensión constante; el ‘modelo herreño’ también se puede replicar a escala local y comarcal en numerosos puntos de Tenerife. 2) El sistema de microrredes o redes inteligentes, como el que ya está desarrollando Malta (una isla que, igual que nosotros, forma parte de la Unión Europea y del mundo desarrollado). Se trata de pasar del sistema actual, donde hay un generador principal y muchos consumidores, a otro sistema donde existen muchos elementos de generación y almacenamiento energético locales, garantizando una mayor seguridad, autonomía y sostenibilidad del suministro eléctrico; este sistema permite que la energía eléctrica, generada en baja tensión, pueda ser aprovechada por todos los usuarios de la red. Las microrredes evitan pérdidas en el transporte de la energía ya que las múltiples fuentes que la abastecen están distribuidas de forma bastante homogénea por todo el territorio insular. Es fundamental rehacer el PECAN (Plan Energético de Canarias) sobre estas nuevas bases, apostando firmemente por la investigación y desarrollo de sistemas hidroeólicos y el modelo de redes inteligentes aplicado a los sistemas insulares canarios de producción y distribución de energía.
• Necesitamos, además, un sistema eléctrico que sea a la vez eficiente, público y democrático. Los sistemas eléctricos canarios, con la tecnología que hay ahora mismo, constituyen un ejemplo perfecto de lo que se conoce como monopolios naturales: como ha señalado el economista Antonio González Viéitez, debido a lo reducido de los mercados insulares, lo descomunal de los costes fijos de sus instalaciones y la necesidad más que evidente de economías de escala, en ellos sólo “cabe” una empresa (y si se pusiera otra, alguna sobraría y no podría mantenerse). Por otra parte, según el REF canario en vigor, el sobrecoste que origina la insularidad sobre la producción eléctrica se debe compensar con cargo a los presupuestos del Estado. Por esta razón, constituyó un error monumental privatizar Unelco en los noventa, pues los monopolios naturales, al no existir competencia posible, no tiene ningún sentido privatizarlos. Luego, encima, Endesa, la propietaria de Unelco, fue comprada (tras una ruidosa guerra entre las mayores multinacionales eléctricas europeas) por la italiana Enel: una empresa pública… pero del Estado italiano (país, por otra parte, con escasas conexiones ecónomicas con Canarias y un interés presuntamente nulo por el bienestar de quienes aquí vivimos). Es decir, el ‘control’ de nuestro sistema de producción de electricidad, no sólo no es democrático y local, sino que se aleja cada vez más de Canarias, y de la posibilidad de operar al servicio de los intereses de los consumidores locales. En el contexto, al parecer, de la crisis económica mundial, los planes de inversión de Enel se revisaron brutalmente a la baja, dejando el mantenimiento de los sistemas eléctricos canarios bajo mínimos. La conclusión es clara: el sector más estratégico de la economía canaria, que además es un monopolio natural, tiene que ser público. Y siendo público, es decir, controlado democráticamente y puesto al servicio de los intereses generales de Canarias, podría y debería operar liderando la transición desde el actual modelo energético (basado en las energías convencionales sucias) hacia un modelo mucho más sostenible (basado en fuentes renovables limpias).
Anexos:
http://docs.google.com/View?docID=dcdp7gs8_336dcjbvhfc&revision=_latest

Leer más...